‘Trick or treat?’ Hoy en día a pocos les sonará desconocida esta expresión que tiene su origen en Halloween aunque quizás mejor así: ¿truco o trato?

Te guste Halloween o no, vivas esta fiesta como un americano más o no quieras saber nada de su terrorífica estética, te sorprenderá saber que en realidad se trata de una tradición de origen celta que celebraba el final del verano y de las cosechas en Irlanda.

Así es, esta conocida y mundialmente extendida fiesta popular tienen una mezcla de religión, paganismo y terror que se ha ido forjando con el paso del tiempo hasta adquirir las peculiaridades con las que se reviste hoy en día.

Si tienes la suerte de ir a Estados Unidos para hacer un curso de inglés y vivir en primera persona esta enorme fiesta, ¡enhorabuena!, vas a ser la envidia de todos tus amigos.

En cualquier caso, te desvelamos algunas claves para que entiendas mejor esta gran celebración que tiene lugar la noche del 31 de octubre de cada año.

La fiesta del fin de la cosecha

Aunque el nombre de esta celebración ha llegado a nosotros hoy en día desde Estados Unidos, el origen de la fiesta de Halloween es europeo y mucho más antiguo.

En primer lugar, ¿conoces el porqué de su nombre?: la palabra Halloween es una forma de acortar las palabras en inglés All Hallow’s Eve, que se traduce como Víspera de todos los Santos.

Pero debemos retroceder en el tiempo hasta la existencia de los antiguos pueblos celtas para entender el origen de esta fiesta pagana.

Estos celebraban un antiguo festival llamado ‘Samhain, que significa “fin del verano” y que se celebraba al finalizar la temporada de cosechas en Irlanda para dar comienzo al «año nuevo celta» -noche del 31 de octubre al 1 de noviembre-, que coincidía con el solsticio de otoño.

Un día en el que también creían que los espíritus de los muertos regresaban a visitar el mundo de los mortales. Por este motivo era habitual colocar una vela encendida en las ventanas para que “los muertos” encontrasen su camino a casa.

Llegada de Halloween a Estados Unidos

La romanización de los pueblos celtas hizo que se fuesen perdiendo fiestas paganas como el Samhain, la cual se cristianizó, pasando a ser la festividad de “la Víspera de Todos los Santos”.

Los historiadores enmarcan en el siglo XVIII cuando esta tradición llegó al continente americano debido a la cantidad de irlandeses que migraron hacia tierras de Estados Unidos debido a la Gran Hambruna que sufrían en su país.

Esta historia y sus tradiciones se instalaron así en tierras americanas, pero las nuevas peculiaridades se fueron agregando a la original, como la introducción de la decoración relacionada con los campos de maíz -como los espantapájaros- ya que era el cultivo principal en la agricultura estadounidense, la introducción de la mítica frase de «truco o trato» que utilizan los niños o el uso de las calabazas (la tradición británica era tallar nabos), producto del que se supone había un excedente en el país en aquel momento y que era más fácil de tallar.

¿Cómo se celebra hoy esta gran fiesta?

Halloween se ha convertido en una de las fiestas más grandes y esperadas del año en Estados Unidos. La tradición de tallar verduras -actualmente calabazas- servía para crear linternas escultóricas que protegían a los humanos de los espíritus de los difuntos que esa noche caminaban entre los vivos.

Por eso actualmente todas las casas visten sus entradas y ventanas con estos vistosos frutos anaranjados, tallados con expresiones terroríficas, en la mayoría de los casos. Te preguntarás también por el origen de la tradición de disfrazarse este día y es que, durante el ya denominado Samhain, los celtas utilizaban máscaras para confundir a los espíritus de los muertos. Una tradición de ocultar la identidad que se ha convertido actualmente en un auténtico desfile de espeluznantes trajes de los que disfrutan niños y mayores.

Así es el gran espíritu de Halloween

Si estás haciendo un curso de inglés en Estados Unidos y vas a vivir allí la gran fiesta de Halloween, ¡vete preparando tu disfraz! y ten en cuenta estas claves para que esta popular celebración no te pille por sorpresa la noche del próximo 31 de octubre: 

Decoración: las calles se tiñen de naranja

Calles, hogares y comercios se llenan de telas de araña, calabazas, luces y “cosas sangrientas”. Si tienes la suerte de vivir esta fiesta en Estados Unidos te darás cuenta del inmenso despliegue de artilugios decorativos que inundarán todos los barrios de las ciudades. ¡Todo lo que tu imaginación te permita!

Disfraces: sangre y miedo

Bueno, todo “de pega”, claro. Tendrás que conseguir un buen disfraz, ¡cuanto más terrorífico mejor!, para pasar, paradójicamente, desapercibido durante la noche del 31 de octubre. ¡Anímate y sal a la calle!

Eventos temáticos

Incluso algunos destinos y hoteles estadounidenses ofrecen fiestas y eventos temáticos, con pasajes del terror incluidos, que disfrutan turistas llegados de todos los rincones del mundo.

Y aunque a lo largo de los siglos hayan ido cambiando las tradiciones, se mantiene la esencia de ser un día de celebración en familia, con espacio para adultos y niños, en la que todos juegan con los miedos, las supersticiones en el mundo de los vivos, las creencias tras la muerte y, por supuesto, las fantasías.

¿Y tú, vas a celebrarlo? ¡Feliz Halloweeeeen!

Midleton School Blog