11 JulDublín Residencial. Segunda Semana

¡Buenos días desde Dublín!

Entramos en la recta final y para muchos esta aventura se acaba mañana. No podemos estar más contentos de haber vivido esta experiencia en la que muchos me dicen sorprendidos que no se creen que vaya a acabar. 

El domingo fue un día lleno de aventuras. Por la mañana fuimos al parque Phoenix, uno de los parques más grandes de Europa y todo un icono de Dublín. Al llegar, la escuela nos tenía una sorpresa preparada. ¡Bicis!. Pudimos visitar y disfrutar del parque a la vez que dábamos un paseo en bici y para poner la guinda a la mañana,  tuvimos la mejor de las suertes con el tiempo. Como ya sabréis Irlanda es conocida por sus inesperadas y abundantes lluvias pero tuvimos el día más soleado de toda nuestra estancia. Por la tarde, pusimos rumbo a Howth, un pueblo costero situado al noroeste de Dublín en el que pudimos disfrutar de unas preciosas vistas desde sus acantilados.

El lunes, los chicos empezaron su segunda semana y con ello la vuelta a la rutina tras el fin de semana. Tras terminar sus clases fuimos a visitar la famosa fábrica irlandesa de chocolates Butler. La visita empezó con una breve película que nos mostró la historia del chocolate y de la fábrica. Tras ello, nos llevaron a la planta de producción de los distintos chocolates donde pudimos ver por nosotros mismos todo el proceso de fabricación mientras a todos se nos hacia la boca agua. Finalmente probamos su delicioso chocolate caliente y anunciaron a los ganadores de una serie de preguntas que habíamos contestado tras la película, ¡y adivinad que!, entre los ganadores se encontraban nuestros chicos.

El martes tuvimos un día tranquilo dentro de la residencia ya que tras las clases los chicos tuvieron actividades dentro de la residencia, o como aquí los llamamos “tarde de Emerald Clubs”. Estuvieron pasándolo genial en la actividad de zumba o practicando deportes.

El miércoles, tras la mañana de clases y después de comer nos dirigimos al centro para visitar el Dublin castle. Tuvimos una visita muy agradable, el guía era de los mas simpático y se involucró mucho para que los chicos interactuasen y aprendieran sobre la historia del castillo. También pudimos pasar un rato sentados en los jardines donde estuvimos charlando y sacando algunas fotos de los alrededores.

Ahora nos toca decir adiós a muchos pero esto es una experiencia que siempre recordaremos.

See you all soon!, ¡Nos vemos pronto!

Patricia

 

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario