30 JulÚltimas impresiones Westport + Dublín Maristas

Ready to return home!

Últimos días en este maravilloso país.  Después de 3 semanas estupendas en Westport, el pasado lunes nos trasladamos desde la costa oeste hasta la ciudad de Dublín, misma latitud pero en la costa este de Irlanda. Esta última semana aquí la estamos aprovechando  para desconectar de las clases de inglés disfrutando de diferentes actividades acuáticas en el río Liffey, pero también nos ha servido para valorar mucho nuestros días en Westport. Los ritmos de ambas ciudades son totalmente diferentes, la calma y la naturaleza del condado de Mayo contrasta con el ritmo frenético  de la capital irlandesa.

Las nuevas familias han ayudado a que nuestros días aquí sean muy fáciles, y todo el grupo se ha integrado perfectamente en ellas. Y es que, después de casi un mes aquí, todos hemos aprendido en qué consiste la inmersión lingüística pero sobre todo cultural. Esto último tiene mucho mérito; aunque muchos son veteranos en estas lides, para otros este ha sido el primer viaje al extranjero en solitario y, como os podéis imaginar, la barrera lingüística hace que hasta pedir un vaso de agua se nos haga a veces un mundo. TOD@S hemos superado nuestros miedos, así que tenemos que estar orgullosos.

Irlanda es una tierra particular, como suelen serlo la mayoría de islas. Conservan muy bien sus tradiciones, están orgullosos de ellas, y las transmiten de generación en generación. Además, y afortunadamente para nosotros, están siempre dispuestos a compartirlas con los que venimos a visitarles. Todo el mundo aquí tiene muy integrado en sus genes la música y la danza irlandesa, los valores del deporte (abanderados por el gaelic football y el hurling), y la cerveza y otras bebidas espirituosas (tranquilos, esto lo dejamos para otra ocasión). Hemos de decir que la escuela de Westport se esforzó en que todos aprendiéramos las bases de los deportes irlandeses, el himno de Mayo (condado al que pertenece Westport), y los pasos más básicos de la danza irlandesa. Tod@s nos volvemos a casa habiendo aprendido algo nuevo sobre Irlanda, ¡e incluso con algún que otro trofeo en las maletas! En este punto hay que hacer una mención especial a nuestros compañeros Vanesa y Diego, mejores jugadores de Gaelic football, y a Rodrigo como mejor lanzador de penaltis. La competición, especialmente la femenina, estuvo muy reñida.

En definitiva,  aun conscientes de que os echamos de menos a todos, estas 4 semanas han sido estupendas. Hemos aprendido a valorar oportunidades como estas, a valorar lo que tenemos en casa, y a valorarnos a nosotros mismos.

Queremos cerrar con unas frases de algunos integrantes del grupo sobre la estancia aquí. ¡Disfrutadlas!

‘El tiempo aquí ha sido genial, recordaré estas 4 semanas en Irlanda desde La Iglesuela del Tiétar’. Mario Rey, poeta y bailarín.

‘Me ha gustado mucho mi tiempo en Irlanda, ha sido mi primer verano sin pantalón corto, y echaré de menos a mi monitora irlandesa Rousin’. Alberto Aliaga, niño y conquistador.

‘Me lo he pasado muy bien con todos mis compañero@s, a pesar de que me haya hecho heridas y cortes’. Simón Turchetti, orador y trilingüe.

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario