17 JulTercera semana, Dublín residencial

¡Buenos días una vez más desde Dublín!

Tercera semana en Dublin y… ¡quién diría que volvemos en tan solo dos días!. Aunque unos pocos hemos tenido la suerte de estirar esta aventura hasta este viernes 19, a otros muchos tuvimos que decirles adiós el pasado viernes 12.

Por ello, el Jueves 11 tuvimos fiesta por partida doble, por un lado el cumpleaños de nuestra alumna Ainhoa Garrote en el que pudimos disfrutar de una maravillosa tarta y de los últimos momentos todos juntos, por otro lado fue una despedida para muchos de los alumnos ya que la mayoría se marchaban en tan solo unas horas.

Entre mucho cariño, y alguna que otra lagrima el viernes 12 la mayoría acabaron su aventura en Dublín residencial. Aunque con mucha pena, ya que saben cómo tocarme la fibra sensible, fue maravilloso escuchar como algunos me decían que ojala pudieran estar otra semana más o que estaban ansiosos de poder repetir el año que viene.

El sábado 13 de Julio teníamos el día libre de la semana así que, por la mañana decidimos descansar un poco y por la tarde fuimos al centro a realizar algunas compras.

El domingo 14 teníamos excursión de día completo y fuimos a los bonitos acantilados de Moher. Fue un viaje largo pero que mereció totalmente la pena hacer ya que las vistas no pueden ser más espectaculares. El contraste del océano con los acantilados cubiertos por una muy verde naturaleza será una imagen que jamás podremos olvidar. Después de comer seguimos la costa oeste de Irlanda hacia el norte hasta que llegamos a la bonita ciudad de Galway donde los chicos tuvieron su tiempo libre.

El lunes 15 después de comer fuimos a visitar La catedral de San Patricio, una de las tres catedrales de Dublín y cuyo origen se remonta ni mas ni menos que al siglo 13. Su mayor visitante fue el famoso escritor Jonathan Swift quien escribió Los viajes de Gulliver. Después de la visita los chicos tuvieron tiempo libre alrededor del centro.

El martes 16 tuvimos un día tranquilo dentro de la escuela ya que los chicos tenían los famosos “Emeral Club” en los que pudieron escoger entre: manualidades, deportes y juegos de mesa.

Nos va a costar mucho decir adiós ya que aquí nos sentimos como en casa, por ello estamos disfrutando estos últimos días al máximo.

Have a nice day!, ¡Que tengáis un buen día!

Patricia.

 

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario