03 JulCómo hacer amigos en el extranjero?

¿Vas a hacer un curso de inglés en el extranjero? Todo es emoción cuando se trata de elegir destino, hacer los preparativos y hacer un repaso a todo lo que vas a hacer en el nuevo país.

Pero cuando llegue el momento de la verdad, de cambiar de hogar y de amigos, puede que surjan los miedos. No te preocupes. Salir de tu zona de confort siempre asusta un poco, pero es una sensación normal.

Te sorprenderá la cantidad de gente que se encuentra en la misma situación que tú, así que deja a un lado la timidez y no tengas miedo a abrirte a las nuevas personas que te vayas encontrando por el camino.

Para ayudarte, queremos compartir contigo unos consejos para hacer amigos en el extranjero, que te servirán para mejorar tu vida social y para conocer gente nueva.

 

Practica el nuevo idioma sin miedos

Deja la timidez en casa y no tengas vergüenza a la hora de hablar en inglés o de poner en práctica el idioma nativo del país en el que te encuentras.

Sabemos que a veces resulta difícil entablar una conversación con personas desconocidas, pero utilizar su idioma te acercará mucho más a ellas y estas te ayudarán y se abrirán mucho más pronto de lo que te imaginas. Y no dejes de estudiar nunca el idioma para mejorar tu fluidez, y, por tanto, la de tus relaciones.

En Midleton School tenemos una gran variedad de cursos de inglés en el extranjero para ayudarte en tu aprendizaje.

 

Comparte alojamiento y transporte

Será una de las mejores opciones para conocer gente nueva y empezar a soltarte un poco. Quizás no sea la alternativa más apetecible en un primer momento, pero compartir una habitación en un hostel o un medio de transporte, vivir en una residencia de estudiantes o en una pensión te llevará a conocer gente y a hacer amigos que se encuentra en tu misma situación y con la que poder compartir la experiencia. Y eso une mucho.

 

Prueba nuevas aficiones, clases o deportes de equipo

Echa un vistazo a las actividades que hay en tu escuela, residencia o barrio. Será una forma estupenda, no solo de relajarte y pasar el tiempo libre, sino de hacer nuevos amigos y conocer a gente con intereses similares a los tuyos.

Es el momento de buscar esas actividades que siempre te ha apetecido hacer o de probar aquellas de las que no estabas seguro. Fotografía, bailes, baloncesto, senderismo, clases de cocina… ¡Hay decenas de opciones entre las que elegir!

 

Ayúdate de las redes sociales

Hoy en día las redes sociales son una herramienta que, bien utilizada, es muy valiosa para poder conectar con personas de todo el mundo.

Si ya conoces tu próximo destino puedes ayudarte de estas aplicaciones para iniciar un chat o entrar en un grupo de personas nativas del país para ir practicando el idioma, pedir consejos o ayuda y conocer gente.

Una vez te encuentres en el país de destino, estas aplicaciones pueden ayudarte a encontrar grupos de gente o asociaciones locales relacionadas con temas que sean de tu interés.

 

Di que sí a todos los planes

Déjate llevar por las nuevas propuestas de planes y actividades que te hagan tus nuevos compañeros de piso, de clase, tus vecinos o esas personas con las que te vayas cruzando en el camino en tu nueva vida.

Olvida la rigidez que puedas tener en tu cabeza y ábrete a cualquier plan que te propongan: ir al cine, tomar algo, probar un nuevo restaurante o actividad… Quizás te planteen una alternativa que te dé un poco de pereza al principio, pero será una oportunidad fantástica para dejarte fluir, conocer lugares nuevos y profundizar en tus relaciones.

 

Frecuenta los mismos lugares

Busca un rincón de la ciudad que te guste o un local en el que te encuentres a gusto para comer o tomar algo y acude a él regularmente. Puedes ser un parque, una biblioteca, un restaurante… En poco tiempo, el personal del lugar o el resto de visitantes habituales te reconocerán y pasaréis de ser completos desconocidos a gente más familiar entre vosotros.

Y lo mismo ocurrirá con el entorno porque no todo es estar siempre rodeado de cosas nuevas, también es necesario empezar a sentir un espacio un poco como propio. 

 

Busca gente de tu comunidad

También puedes buscar un pequeño rincón de tu país de origen en tu nueva ciudad. Las grandes urbes son lugares que se caracterizan por ser multiculturales.

Esto ha hecho que muchos extranjeros se unan en asociaciones para compartir sus experiencias, hablar de sus costumbres o, simplemente, sentirse un poco más cerca “de casa”.

 

Sé tú mismo y olvídate de los prejuicios

Sé siempre tú mismo. Viajar a un país extranjero, donde nadie te conoce, puede ser una buena oportunidad para empezar de cero y transmitir lo mejor de ti, pero no trates de ser otra persona para poder encajar. Eso siempre será un error. Y, por supuesto, deja los prejuicios en casa.

Hacer amigos en un país extranjero te acercará a gente de culturas y costumbres diferentes, ni mejores ni peores. Abre tu mente y empápate de todo lo que te va a aportar tu nuevo círculo de amistades.

Pon en práctica estos consejos allá donde vayas y verás como, abriendo la mente, hacer amigos en el extranjero te resultará mucho más fácil de lo que imaginas. ¡Y a disfrutar de la experiencia!

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario