02 AbrEl condado de Longford, un destino ideal para tu año escolar en Irlanda

Todos sabemos que hoy en día es imprescindible saber inglés si queremos disfrutar de un próspero futuro profesional. Se ha convertido en el idioma universal, necesario y prácticamente obligatorio en muchos ámbitos laborales y de estudios, al ser la lengua más usada en sectores como el turismo, el comercio, la tecnología o la industria, entre otros muchos. Además, el inglés nos unifica, ya que nos deja comunicarnos con personas de cualquier parte del mundo que lo han adoptado también como segunda lengua.

Irlanda, un lugar perfecto para aprender inglés

Aunque se empieza a estudiar desde edades tempranas, no es suficiente con la teoría si lo que queremos es tener fluidez y soltura en la conversación. Para ello, es una muy buena idea realizar un curso de inmersión lingüística, ya que es la manera más eficiente de interiorizar una lengua. Por ejemplo, vivir un año escolar en Irlanda es una opción magnífica si se quiere progresar rápidamente en el dominio del inglés. La Isla Esmeralea es uno de los destinos preferidos para los jóvenes que desean pasar un año en el extranjero aprendiendo el idioma. Es un país cercano con fácil comunicación por vía aérea y tiene un sistema educativo muy parecido al de España. Dispone de una oferta educativa enorme, con una gran variedad de colegios que se adaptan bien a cada estudiante. Además, la variedad de academias, la riqueza cultural y la amabilidad de su gente son otros de los factores que hay que tener muy en cuenta a la hora de decidirse por este lugar.

El condado de Longford, un destino con mucho que ofrecer a los estudiantes

Y si queremos conocer un destino ideal para pasar un año escolar en Irlanda podemos mirar hacia el centro del país, al condado de Longford, uno de los más pequeños que conforman la isla. Está en la provincia de Leinster, en la zona noroeste, y tiene una población que ronda los 40.000 habitantes. ¿Quieres saber todo lo que puede ofrecerte? ¡Toma nota!

Multitud de paisajes naturales para disfrutar

Como en el resto de Irlanda, los paisajes que se encuentran en Longford son increíbles. El verde lo cubre todo y rodea los preciosos entornos naturales de los numerosos lagos y vías fluviales que salpican el condado. Además, los enamorados de los deportes al aire libre están de suerte, porque pueden disfrutar de multitud de actividades acuáticas.

La pesca y la navegación se practican mucho en el lago Ree, uno de los más grandes por donde pasa el río Shannon. En sus más de 100 kilómetros cuadrados se sitúan bonitas islas desbordadas de vegetación, una de las cuales tiene restos de antiguas iglesias y un monasterio. Según la tradición, en sus tranquilas aguas habita un monstruo, leyenda que suelen contar a los turistas que hacen pequeños cruceros por el lago.

En el trayecto desde Dublín hasta Longford se puede disfrutar de preciosos paseos a lo largo del Royal Canal. En este relajante lugar siempre se pueden ver ciclistas y caminantes aprovechando para hacer ejercicio desconectando de la vida de la ciudad, así como barqueros que aprovechan para remar tranquilamente o deportistas que practican actividades acuáticas, en particular en algunos de sus puntos que se han adaptado para ello.

Y para los que quieren disfrutar de las emociones fuertes, en algunos ríos como el Inny, pueden hacer piragüismo o kayak y bajar frenéticamente por sus rápidos. Esta es una buena manera de descargar adrenalina y despejarse un poco de los estudios en un medio natural y con actividades deportivas.

Un legado histórico en un entorno único

El condado de Longford es un lugar estupendo para los amantes de la Historia y las construcciones antiguas. En sus tierras se reparten muchos monasterios que se pueden visitar. Entre ellos el monasterio de Abbeylara, Abbeyshrule, Ardagh y la Isla de los Santos, la más importante del lago Ree, donde se encuentran los restos de un monasterio construido antes del año 1000.

Además, no hay que perderse el interesante camino del Corlea Trackway, un sendero de madera de la edad de Hierro que data del año 148 a.C. y que servía para cruzar los pantanos. Hoy en día se puede ver en el Centro de Visitantes.

Festivales literarios y de música

A lo largo del año se realizan dos eventos literarios que rinden homenaje a autores de Longford. El autor de El vicario de Wakefield, Oliver Goldsmith, tiene su festival literario en Ballymahon en el mes de junio, con eventos en torno a su obra que se reparten por la ciudad.

Y en Edgeworthstown se celebra el festival dedicado a la autora Maria Edgeworth, con creativos talleres de cuentos y poesía para adultos y niños.

Por otro lado, el Sean Og Set Dancing Festival es un festival de música, cante y bailes tradicionales de Irlanda, que también atrae a muchas personas del país y del extranjero para disfrutar del folklore local.

Otras razones para estudiar en Longford

Si estás buscando un enclave pequeño y tranquilo para estudiar en la que sea fácil desenvolverse y adaptarse, el condado de Longford es un magnífico lugar. Sus pequeñas poblaciones tienen el número ideal de habitantes para que tengan ambiente pero sin los agobios típicos de las grandes ciudades.

La gente de la zona es muy agradable y acogedora y está acostumbrada a recibir estudiantes en sus casas. Se preocupan por que cada joven se sienta como en su propio hogar. En este entorno, la asimilación del idioma es mucho mejor, porque los alumnos se sienten cómodos y tienen la posibilidad de conversar con los nativos de la lengua.

Por otro lado, al ser lugares menos conocidos, no hay tantos hispanohablantes, de manera que hay que desconectar forzosamente de la lengua materna y esto obliga a aprender inglés rápidamente.

Hay muchas posibilidades de hacer excursiones a lugares naturales maravillosos que se encuentran a poca distancia, en los que se pueden practicar muchos deportes al aire libre y descubrir paisajes realmente encantadores.

En el ámbito económico, los precios suelen ser más asequibles que en las grandes ciudades. El transporte, los alimentos e incluso las cervezas tendrán un coste que se adapta mejor a todos los bolsillos.

Si estás pensando en pasar un año escolar en Irlanda no te olvides de todas las ventajas y las maravillas que te ofrece el condado de Longford. Decídete pronto y disfrútalo al máximo en tu próximo curso. ¡Adelante, no te quedes con las ganas!

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario