10 JulPrimera semana Galway

Hello everybody from Galway!

Ya ha pasado una semana y no nos hemos enterado. Galway mola bastante. Está haciendo un tiempo buenísimo porque hace sol y fresquito, sabemos que nos tenéis un poco de envidia. Las clases van genial, los dos profesores que tenemos son muy majos y hacen que hablemos en inglés continuamente. ¡Vamos a llegar como motos al examen!, podéis estar tranquilos. Cada día nos quedamos después de clase una horita para estudiar, después vamos andando hasta la parada del bus, vemos un poquito la ciudad y nos vamos para casa a estar con nuestras familias. Aquí cenan muy pronto, pero así tenemos tiempo para descansar.

Los viernes por la tarde no tenemos clase y nada más comer nos fuimos a pasear cerca de la playa donde conocimos a un amigo muy majo. Le llamamos “Laca”. Era un pomeranian muy amable con pelo a lo afro, por eso lo de “Laca”. Después, nos despedimos de “Laca” y fuimos andando por el paseo de la playa hasta el centro de la ciudad. Queríamos encontrar la estación de autobuses porque al día siguiente teníamos que estar allí para nuestro viaje a Connemara.

El sábado, como os acabamos de decir, fuimos a Connemara. Es una región de postal típica de Irlanda. Colinas verdes, rocas gris oscuro, nubes, ríos… una pasada. Durante el viaje, un guía nativo nos explicaba curiosidades sobre lo que íbamos viendo, como por qué se podían ver esos larguísimos muros de piedra hechos a mano  a lo largo de las montañas, o por qué el gobierno prohibía llevarse trozos de hierba irlandesa como recuerdo. El objetivo del viaje, además de ver el paisaje, que era brutal, era llegar a Kylemore Abbey. Os pasamos una foto para que veáis lo grande que era y lo bien ubicada que está. ¡Tenemos que volver para que os lo enseñemos! Además, al lado hay unos jardines muy, muy bonitos y una iglesia gótica en miniatura. Fue un día de provecho.

El domingo tocaba visitar Cliffs of Moher, unos acantilados de película. Como podéis ver en las fotos, la vista impresionaba. No fuimos capaces de calcular la altura que habría hasta el agua, ¡a ver si acertáis!  Por el camino paramos en diferentes lugares a ver castillos, pueblos típicos y los paisajes que fueron esculpidos durante la última glaciación. Todo era muy bien explicado por el guía, que tenía voz de presentador de noticias. El día fue algo lluvioso, con esa lluvia fina que no moja, así que conocimos Irlanda en todo su esplendor. Llegamos a Galway sobre las 18:00 y nos fuimos directos a casa. Tocaba descansar, al día siguiente había clase.

Todos estamos muy contentos con la experiencia. Unos llevamos ya muchos viajes a nuestras espaldas y otros somos novatos, pero todos estamos encantados con este sitio. Esperamos que las tres semanitas que nos quedan aquí sean, como poco, igual de buenas que esta.

¡Un abrazo de parte de todos!

Paco.

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario