15 DicNavidad en Irlanda: 5 tradiciones que te harán disfrutar de las fiestas de otra manera

¿Te gustaría vivir una Navidad diferente descubriendo nuevos lugares y culturas? Irlanda es un país increíble para disfrutar de estas fechas tan especiales. Es posible que actualmente vivas allí porque estás pasando un año académico en Irlanda o quizá simplemente vas de viaje ocasional para disfutar de estos días de una manera única. Sea como sea, seguro que te va a encantar conocer las preciosas tradiciones que te aguardan en aquel país. ¡No pierdas detalle!

¿Cómo es la Navidad en Irlanda?

Irlanda es un país abierto, plural, cosmopolita y bonito donde los haya. Si ya lo conoces seguro que estás de acuerdo con nosotros en que pasear por sus calles, conocer a sus gentes e impregnarse de su cultura consigue que aquel que lo visita abra su mente y disfrute de cada detalle que esconde.

Eso sí, los avances de su sociedad no están reñidos con el culto a las costumbres ancestrales. De hecho, sus tradiciones son exportadas a nivel internacional en algunas ocasiones, como es el caso de San Patricio, festividad religiosa que se celebra el 17 de marzo y que rinde culto al patrón de esta maravillosa isla. Al igual que ocurre con esta celebración cristiana católica, la Navidad en Irlanda también viene marcada por la influencia de esta religión, confesión a la que pertenece más del 80 por ciento de la población del país.

¿Quieres saber qué elementos propios de su cultura han incorporado los irlandeses en esta preciosa época del año? ¡Aquí te contamos cómo es la Navidad en Irlanda!

1. Blanca Navidad en Irlanda… Con tintes celtas

24 de diciembre, Nochebuena: como te contábamos en párrafos anteriores, en Irlanda la tradición católica impera a la hora de celebrar esta festividad. En la Isla Esmeralda es frecuente acudir a una misa en Nochebuena y compartir con los seres queridos un delicioso café irlandés o un tinto caliente con especias y canela mientras se cantan villancicos. Además, es frecuente encender una vela en el alféizar de la ventana para alumbrar el nacimiento del Niño Jesús. Esta tarea suele realizarla el miembro más joven de la casa.

 

25 de diciembre: el día de Navidad, fecha que también allí viene plagada de regalos de Papá Nöel, es frecuente que en todas las casas dejen algo de pan o leche en la puerta de casa como gesto hospitalario con los más necesitados. Por otra parte, los irlandeses más intrépidos aprovechan este día para darse un chapuzón en el mar con el fin de recargar energías de cara al nuevo año. Después, para entrar en calor, los osados bañistas suelen recuperarse del frío con un vaso de whisky caliente. ¡Todo un show navideño!

26 de diciembre: el día de St. Stephen es costumbre ir a la iglesia a orar. Este día de descanso y reflexión culmina con una enorme cena a la que acuden toda la familia. Además, en esta jornada es frecuente celebrar competiciones y exhibiciones de hípica. Por su parte, en el Condado de Kerry los adolescentes se disfrazan y salen a la calle a disfrutar de su juventud con la festividad del Wren Boys. Si escuchas un gran estruendo ese día, no te asustes: ¡son ellos!

2. Fin de año en Irlanda: una experiencia inolvidable

Si la Navidad en Irlanda te ha parecido interesante, la celebración de Nochevieja y Año Nuevo no se queda atrás. La más peculiar, sin duda, es la quedada familiar para limpiar la casa. Según la creencia irlandesa, realizar esta actividad ese día aporta buena suerte para el año que entra.

En Dublín, la capital, celebran la llegada del Año Nuevo con una concentración en la Christ Church Cathedral, donde, igual que ocurre en otros lugares del mundo –como en la Puerta del Sol de Madrid- se dan las campanadas antes de salir de fiesta.

3. Un 6 de enero sin Reyes Magos…, pero con los reyes de la casa

Una de las tradiciones más implantadas de la Navidad en España es la llegada de los Reyes Magos a las casas de todos los niños (o, al menos, a todos los que se han portado bien) para colmarlos de regalos.

La Navidad en Irlanda no tiene la suerte de contar con la visita de Sus Majestades, pero, a cambio, celebran el Nollaig na mBan (que se traduce como “La Navidad de las mujeres”), que consiste en el traspaso de tareas del hogar a los hombres de la casa. Un pequeño gesto que, sin duda, bien podría adoptarse de manera frecuente.

4. Los mercadillos navideños, solo aptos para auténticos amantes de la Navidad

¿Eres un amante de los puestos ambulantes? ¿Cuando ves un mercadillo sientes un impulso irrefrenable que te empuja a él? ¿La Navidad es tu época preferida del año? ¡Entonces este es tu sitio!

En estos mercadillos, que salen a las calles de toda Irlanda, se venden todo tipo de productos propios de estas fechas. Además, su ambiente festivo actúa como cohesionador entre los vecinos de las localidades, que se sienten unidos por la magia de esta celebración.

5. El mejor villancico de todos los tiempos, el preferido de la Navidad en Irlanda

Esta composición no es otra que “Fairytale of New York”, de The Pogues y Kristy McColl, considerado en la Isla Esmeralda el mejor villancico de la historia. Eso sí, te advertimos de que es mejor que te guste su melodía porque no parará de sonar en toda tu experiencia navideña en Irlanda. ¡Es como “El pequeño tamborilero” o “Noche de paz” en España!

Si escuchas esta banda sonora incomparable, y un adorno de acebo luce en la puerta de cada casa, ya lo sabes: estás viviendo la verdadera Navidad en Irlanda. ¡Disfrútala!

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario