21 JulÚltimas impresiones Inmersión 2017

¡Muy buenas familias!

 

Ahora sí, ya hemos llegado al final de nuestra aventura en Wexford, pero no sin antes contaros lo bien que lo hemos pasado a lo largo de nuestra última semana.

 

El pasado domingo, en vista de la buena temperatura que anunciaban, decidimos improvisar un día en la playa y reunirnos entre los estudiantes y las familias.

Disfrutamos de un maravilloso día soleado, realizando diferentes actividades al aire libre como tiro con arco o paseos en canoa (con algún chapuzón al agua incluido...), echamos un partidillo de fútbol, unas raquetas y cómo no, ¡un buen baño!

 

Para comer, nos llevamos una pequeña barbacoa y preparamos unos hot dogs y unas hamburguesas, al mas puro irish style.

 

Y llegada la noche, preparamos una gran hoguera, donde los chavales disfrutaron haciendo lo que aquí se conoce como smores, que consiste en tostar una nube de golosina en la fogata y después colocarla entre dos trozos de galleta con una capa de chocolate...¡exquisito para los chavales! No tiene desperdicio ver sus caras mientras se las comían, ¡se les salían los ojos de placer!

 

Ni falta hace decir lo mucho que disfrutamos de la noche y lo agradecidos que estamos con las familias por su esfuerzo en que todo saliera como estaba planeado.

 

El miércoles fue nuestra última excursión y quisimos aprovecharla visitando Dublín, tal y como los estudiantes deseaban.

El día fue completo, tuvimos la lluvia que no tuvimos durante las 3 semanas en Irlanda. Visitamos algunos de los lugares emblemáticos de la ciudad como  la Oficina General de Correos, un lugar de especial importancia para los irlandeses no solo por su importancia  arquitectónica sino por lo que para ellos simboliza. También visitamos el Trinity College con su solemne campus que invita a pasear por sus jardines y la biblioteca con una impresionante colección de alrededor 3 millones de libros. 

Terminamos nuestra visita paseando por O'Connell Street y Grafton Street donde los estudiantes aprovecharon para realizar sus ansiadas compras.

 

Y con esto nos despedimos, ha sido una experiencia muy enriquecedora  donde hemos forjado un vínculo de amistad y cariño con las familias que quedará en el recuerdo para siempre.

 

Gracias a todos de corazón, a las familias de los estudiantes por confiar en Midleton y a Midleton por posibilitar este tipo de experiencias, que considero de las mejores que se pueden tener.

 

Os mandamos un fuerte abrazo. 

 

Nora

 

 

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario