31 JulÚltimas impresiones Dublín Maristas

Hola familias!

¡La última entrada!

Así que intentaré ser breve. Primero daremos un repaso a las actividades de esta semana, donde incluimos tiempo libre para hacer deporte, compras o simplemente sentarnos a hablar con nuestros nuevos amigos y practicar nuestro inglés fuera de las aulas.

Otro día lo dedicamos para ir a Phoenix Park en busca de los escurridizos ciervos que habitan por estos jardines, más grandes que Central Park en New York, lástima que no acertásemos y no pudiéramos darles de comer como otros grupos hicieron pues, al parecer, son muy amistosos y adorables.

Luego visitamos Dublinia, un museo que narra la historia de la época medieval en la que la ciudad de Dublín era una colonia vikinga. Fuimos capaces de ver, de forma muy interactiva, cómo vivían, se alimentaban, sus tradiciones, comida, medicinas, enfermedades (como por ejemplo la Peste Negra) y muchas cosas más. También pudimos ver cómo se descubrieron los restos de los asentamientos vikingos en la actualidad de Dublín, enterrados muchos metros bajo tierra y las consecuencias de dichos descubrimientos.

La discoteca, como siempre, un espacio muy agradable para ellos, donde se divierten con la música y los amigos y amigas que conocen durante su estancia. Al final nos sentimos un poco tristes al ser la última.

Hoy, viernes, hemos ido a la Jumpzone, un recinto cerrado repleto de camas elásticas en el que hasta los monitores hemos vuelto a nuestra infancia. Hemos acabado agotados entra tanto salto y tanto juego: baloncesto, balón prisionero, volteretas, saltos y más saltos… ¡Qué mañana!

Mañana repetiremos la actividad favorita del grupo, el National Aquatic Centre, ¡con sus toboganes, su laberinto de piscinas y la piscina de olas!

El domingo salimos de Dublín a las 15.00 camino al aeropuerto, para tener tiempo suficiente para facturar con tranquilidad y comer antes de embarcar. Estaremos en Valencia pasada la media noche, agotados y felices de estar en casa, con muchas anécdotas en nuestras maletas y muchos amistades en nuestros corazones.

¡HASTA EL AÑO QUE VIENE! Cambio y corto.

Muchas gracias, un saludo.

Steven Brocos.

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario