29 JunPrimeras Impresiones Westport 2017

¡Muy buenas a todos!

Por fin es miércoles y hemos superado los primeros 3 días del curso. El comienzo de una nueva aventura siempre es muy importante y afortunadamente, han transcurrido con tranquilidad.

El viaje se realizó sin ningún problema, pero todos estaban tan emocionados por conocer a sus familias que el traslado hasta Westport  se pasó volando. Una vez llegamos a Westport, las familias de acogida les recogieron y así terminaron los niños el domingo, cenando y conociendo a sus familias.

El lunes comenzamos la semana fuerte empezando directamente con las clases de inglés. Después de una mañana de clases, toca divertirse. Los estudiantes de Midleton se mezclaron con el resto de alumnos de la escuela para dividirse en dos grupos con los que participarían en las actividades. Un grupo hoy haría una caza del tesoro, y un par de talleres en la escuela, mientras que el otro iría a jugar al “Footgolf”, un deporte entre el golf y el fútbol. Al día siguiente, el martes, cada grupo haría lo que no hizo el día anterior.

En las actividades de interior, tuvieron la oportunidad de cocinar unos pasteles de patata tradicionales irlandeses (muy parecidos a la tortilla de patata), además de unas deliciosas crêpes con Nutella. Más tarde hicieron unas cruces tradicionales con pajas que podrían llevar a la excursión del miercoles. Después han participado en una caza del tesoro que les ha llevado por todo el centro de Westport. Para conseguir todos los puntos han tenido que hacer cosas tan variadas como comerse un helado o tener que hacerse una foto con un policía en la comisaría.

Y para terminar, estas primeras impresiones, hoy miércoles hemos tenido la subida a la cima del Croagh Patrick, el llamado monte sagrado de Irlanda. Es una tradición hacer esta subida y animamos a todos a que participaran en ella. Es tradición subir las cruces que hicieron en los días anteriores, y también coger una piedrecita al comienzo de la subida, para más tarde tirarla desde lo alto de la montaña y pedir un deseo. La verdad es que ha sido muy cansada pero las vistas desde la cima merecen completamente la pena. Una vez abajo no ha habido nadie que se haya arrepentido de hacerlo. El sentimiento común ha sido de satisfacción y orgullo de haber sido capaces de conseguirlo.

Ahora los chicos han vuelto a casa, donde estarán cenando con sus familias para recuperar fuerzas, y afrontar el resto de la semana.

Os seguiremos informando en próximos blogs, ¡Un saludo!

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario