17 MarInglés para viajeros: 10 tips para llevar en la maleta

Título ¿Viajas al extranjero en Semana Santa? ¡Habla inglés!

Cualquier ocasión es buena para practicar el idioma que estamos aprendiendo: música, películas, libros... ¡hasta las etiquetas de los productos del supermercado pueden ayudarnos! Si nos fijamos en nuestro entorno, el día a día es un aliado perfecto para mejorar nuestro aprendizaje; más aún, si decidimos disfrutar de un viaje o una estancia en un país anglosajón. Incluso una breve escapada puede ser una experiencia fantástica para impulsar nuestras destrezas en el idioma y, ahora, con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, parece que éste es un buen momento para elegir destino.

¿Ya lo tienes? Seguro que te han venido varios lugares a la mente. Como decimos, viajar es una excelente oportunidad para practicar un idioma universal como es el inglés. Te enfrentarás a situaciones reales en las que podrás conocer tu nivel de conocimientos, más allá de los libros de gramática, y conocerás otras culturas que te ayudarán a ampliar horizontes y formas de pensar, más allá de lo que marca tu rutina diaria. Y es que la lengua de Shakespeare se vuelve necesaria tanto para el ocio como para el trabajo. Por eso, cuando prepares la maleta, no olvides incluir esta `guía rápida de inglés para viajeros´ con 10 tips imprescindibles para aprovechar tu experiencia al máximo.

1. Comienza antes tu inmersión

No esperes a encontrarte frente a alguien que te mira con el ceño fruncido porque no entiende lo que le estás diciendo. Escuchar la radio en inglés o ver una película americana en versión original te ayudarán a preparar el oído antes del viaje, además de obtener vocabulario nuevo. El idioma de los intrépidos aventureros fluye mejor cuanto más se practica.

2. Aprovecha el transporte

Seguro que en tu viaje al extranjero tienes varias horas de espera en el aeropuerto o en el propio avión. Practica el inglés para viajeros en cualquier trayecto. Así conseguirás amenizar las horas hasta llegar a tu destino y preparar el cerebro para el cambio de lengua. De esta forma, el contraste no será tan brusco y conseguirás cambiar el chip enseguida.

3. Habla con nativos

Viajar a otro país significa conocer nuevas culturas, formas de vida, costumbres y creencias que a menudo sólo podemos ver en reportajes o documentales. Da igual cuanto dure tu estancia en otro territorio, lo mejor es que aproveches para hablar con nativos y hacerte entender con tu inglés para debatir, preguntar o curiosear sobre las diferencias de su día a día respecto a la tuya.

4. La gastronomía, una excusa perfecta

Como todas las personas necesitan comer, pero en cada país la gastronomía es diferente, éste tema puede darte mucho juego. En los restaurantes puedes pedir por la especialidad de la casa y a tus conocidos les puedes preguntar recomendaciones por sitios donde degustar comida casera. Se trata de que tu inglés para viajeros sirva para profundizar no sólo en el idioma, sino también en la oferta culinaria del lugar.

5. Carteles, folletos, reservas y mucho más para practicar

Aprovecha cada ocasión que tengas para continuar ligado al idioma, como si vivieras en el lugar, en vez de mirarlo con ojos de visitante. Si adoptas esta perspectiva, serás capaz de detectar muchas oportunidades para practicar el idioma: desde reservar un hotel, hasta leer un folleto informativo de un museo pasando por los carteles publicitarios de la calle.

6. Las tradiciones en otro país

Viajar en Semana Santa a otro país tiene la ventaja de que hay al menos cuatro días de ocio para aprovechar la estancia fuera, más allá de una escapada de fin de semana. Y, lo más importante, conocerás otras tradiciones, lejos de las procesiones y el sonido de las trompetas españolas. Los rituales de Pascua que hay en distintos países anglosajones son de lo más curiosos.

7. Busca actividades que te motiven

¿Te gusta el teatro? Mira qué obras hay programadas para esos días. ¿Te encanta practicar deporte? Contacta con algún grupo que haga lo mismo que tú. Al final de tu viaje habrás incorporado, sin mucho esfuerzo, nuevas expresiones y palabras técnicas de tus aficiones preferidas a tus conocimientos. ¡Pon toda tu atención!

8. Prepara las frases más usadas

Antes de coger el avión puedes preparar tu lista de inglés para viajeros con frases de manual. Presta especial interés a aquellas que tienen que ver con las reservas de vuelo u hotel, la pérdida de equipaje o el hospital más cercano. Los síntomas más habituales como la fiebre, el dolor de estómago o las ganas de vomitar son algunas de las cosas que puedes aprender con antelación para reaccionar con mayor rapidez. Deseamos que no tengas que utilizarlas en ningún momento, pero ya sabes, viajero precavido, vale por dos.

9. Practica solo o acompañado

Viajes solo o acompañado, no pierdas oportunidad para practicar tus conocimientos del idioma. El inglés se convierte en lengua universal tengas a quien tengas enfrente, de manera que, incluso si olvidas por un tiempo tu lengua materna para hablar con tus acompañantes, lograrás que la gente con la que coincidas se sienta menos incómoda. Estar al día de la información del lugar que se visita, con la lectura de periódicos o televisión, también te ayudará a conocer el contexto actual de tu destino.

10. Compartir es vivir

¿Aún no conoces fenómenos como el coachsurfing? Se trata de webs donde se pone en contacto a gente que viaja con gente que vive en otros lugares y te ofrece alojamiento en su propia vivienda. La economía colaborativa se basa en compartir casa, coche o mesa y te ayudará a conocer a gente muy agradable, además de mejorar tu inglés en las conversaciones con esas personas. Tras tu regreso a España, no desconectes del lugar como si de una máquina se tratase. Gracias a Internet tienes puedes continuar en contacto con el lugar que has visitado para saber qué ocurre allí. Además, si logras hacer alguna amistad con quien escribirte periódicamente, esto será la excusa perfecta para seguir practicando.

¿Te has quedado con ganas de más? Si de verdad quieres profundizar en el aprendizaje del idioma y solventar este tipo de situaciones que se dan al viajar, podemos ofrecerte los cursos de inglés en Irlanda adaptados para cada edad, objetivo y situación. La experiencia que vivas en Semana Santa puede ser un ensayo para una estancia de más tiempo. ¡Adelante!

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario