11 EneAprender inglés en 2017: ¿y tú, cómo lo vas a hacer?

Cómo aprender inglés -y no fallar en el intento- es una de las propósitos más frecuentes al empezar el año. Para elegir el programa adecuado hay que tener en cuenta la edad del alumno, el nivel de idioma que tiene, el objetivo, real, que se plantea y el tiempo del que dispone para el estudio y la práctica.

Tómate un segundo para analizar todas estas variables, y toma nota de las opciones que te presentamos a continuación. ¡Tienes un año por delante para disfrutar del inglés!

Inglés en academia

Lo más habitual es que el primer paso para aprender un idioma o mejorar el nivel sea buscar un centro de confianza cercano en el que recibir clases. Encontrar una academia de inglés que se adapte a nuestras necesidades será el preludio del éxito educativo. Para elegir a qué centro formativo acudir debemos tener en cuenta estas variables:

 

  • Que los horarios sean amplios. De esta manera podremos compaginar las clases con las obligaciones laborales o estudiantiles, así como con el resto de actividades de ocio y deporte que realicemos. Si abren en sábado tendrán más probabilidades de ser elegidos.

 

  • Que ofrezcan cursos intensivos. A veces se necesitan objetivos rápidos o se dispone de un periodo concreto de tiempo libre. Los cursos intensivos sirven para adquirir cierto nivel de inglés en tiempo récord, o para presentarse a un examen oficial como, por ejemplo el First.

 

  • Que tengan clases personalizadas. Lo más habitual es que se recurra a la técnica del “one to one” –clases personalizadas de conversación entre alumno y profesor- para mejorar el nivel oral y acostumbrar el oído al acento extranjero, pero se pueden solicitar objetivos personalizados, ya que se trata de una clase particular en la que trabajar necesidades particulares.

 

  • Que se adapten a la edad. Como los conocimientos de una persona no son los mismos cuando tiene diez años que cuando tiene cuarenta, el trabajo de enseñanza para mejorar un idioma tampoco puede ser el mismo. Encontramos menores que necesitan un refuerzo de la tarea escolar, así como empresas que solicitan sesiones particulares. La clave es adaptar el contenido y nivel a la edad de quien va a recibir las clases.

 

  • Que tengan un método interesante. Hay diferentes métodos y a cada persona le funciona uno diferente. Por eso es importante que en la academia tengan diversos recursos para la enseñanza. Nuestra recomendación es ir más allá del libro de texto, como hacemos en Midleton, y aprovechar otros materiales como vídeos, juegos e interacciones con los compañeros de aula.

Cuanto más se adapte al perfil personal de cada uno, mayor probabilidad de éxito habrá.

Campamentos en vacaciones para niños

Tal vez os preguntéis, ¿todas las opciones para aprender inglés tienen que tener lugar durante el curso académico? La respuesta es no. Por supuesto que no. Una opción muy interesante son los campamentos de inmersión lingüística para las vacaciones (verano, Navidad, Semana Santa, etc.), donde los niños disfrutan al combinar actividades deportivas, culturales y de ocio con el aprendizaje del idioma. En esta modalidad los más pequeños están guiados por monitores bilingües que velan por su seguridad y resuelven las dudas que puedan surgir, usando el inglés para la comunicación con el fin de vivir la experiencia intensamente, resultando tan divertida como enriquecedora y sin salir de España.

Cursos en el extranjero para adultos

En muchos casos, los adultos prefieren aprovechar las ganas de mejorar su inglés para viajar a destinos anglosajones, conocer otros lugares y empaparse del contexto cultural. Por eso los cursos en el extranjero para adultos se presentan como una opción muy atractiva en la que invertir en vacaciones. En Midleton School, son nueve los países que recomendamos: desde estudiar inglés en Irlanda o Reino Unido hasta hacerlo en Nueva Zelanda o Canadá.

No obstante, somos conscientes de que aprender inglés depende también de las circunstancias personales. Por eso hemos pensando en varias alternativas para llegar al mayor número posible de estudiantes.

  • No quiero dejar sola a mi familia. Este programa es adecuado para familias con hijos que tengan entre 3 y 17 años. A todos ellos se les realiza una prueba de nivel para incluirlos en la clase correspondiente. Misma escuela pero diferentes aulas. Por las tardes se puede disfrutar de un programa de actividades variado.
     
  • Quiero clases personalizadas en el extranjero. Elige si quieres vivir en la ciudad, en el campo o cerca del mar y buscaremos un profesor que te aloje en su casa. Así, más allá de las clases, en casa puedes seguir practicando el idioma en conversaciones cotidianas o consultándole dudas de las tareas que tengas que hacer.
     
  • Necesito inglés para mi trabajo. Las necesidades laborales imperan y el idioma suele ser un requisito básico. Por ejemplo, muchos profesionales sanitarios nos preguntan cómo aprender inglés, por eso hay cursos específicos para médicos o estudiantes de medicina que se desarrollan en Toronto, donde profundizarán en el vocabulario específico y conocerán el sistema de salud de otro país, enriqueciendo su currículum.
     
  • Soy joven y no dispongo de mucho presupuesto. Puedes trabajar como “au pair” viajando al extranjero, donde vivirás durante un tiempo conviviendo con una familia. Lo habitual es que te alojen en su hogar a cambio de realizar tareas domésticas como cuidar a los niños, preparar la comida o llevar a cabo la limpieza general. Nosotros no ofrecemos este servicio, pero es interesante saber que como opción está ahí.

ESO y Bachillerato en el extranjero

Para los que desean aprender inglés viajando al extranjero, recomendamos vivir esta experiencia durante un trimestre o un año académico completo, y mientras se está estudiando la Educación Secundaria (ESO) o el Bachillerato. Consideramos que esta edad es una de las más adecuadas para inciar la aventura porque el proceso de aprendizaje está muy activo, y el joven ya es lo suficientemente maduro como para salir fuera de casa.

Estudiar inglés en el extranjero será una experiencia única y servirá para diferenciar el currículum del resto, pero hay que tener en cuenta factores como el sistema educativo del país de destino, los desplazamientos que el joven tendrá que realizar, o el alojamiento durante esos meses.

Una de las opciones más demandadas es Irlanda, un destino con una serie de requisitos que facilitan el aprendizaje del estudiante y permiten la convalidación automática del curso, evitando retrasos cuando el joven vuelve a España. Si deseas descubrir el resto de ventajas que supone estudiar en Irlanda, pincha aquí.

Como veis intentamos adaptarnos al mayor número de situaciones, ofreciendo soluciones para todas las necesidades que se nos van presentando. ¿Cuál prefieres? ¡Cuéntanoslo y te asesoraremos!

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario