21 EneDescubre Nueva Zelanda a través de “El Señor de los Anillos”

En innumerables ocasiones, cuando decidimos el destino de nuestros viajes, tenemos en cuenta muchos factores como el clima, el coste que nos supondrá, los edificios y las rutas culturales que nos ofrece el destino en cuestión. Además de todo esto muchos tenemos en cuenta si alguna de nuestras series o películas favoritas han sido rodadas en sus parajes, ciudades o edificios.

Es lo que pasa con Nueva Zelanda, un paraíso natural al que seguramente podamos viajar alguna vez en la vida, y en el que se rodaron algunas de las escenas más importantes de la saga del Señor de los Anillos. Esto ha sido sin duda un reclamo turístico para el país y un destino de excelencia y de gran interés cultural para aquellos apasionados de la saga y las aventuras del joven hobbit Frodo.

En sus 270 mil km2 podemos encontrar diferentes emplazamientos en los que fueron rodadas dichas películas y en las que años más tarde, sirvió de escenario para la saga que sirvió de preludio de la misma “El Hobbit”. Gracias a su director Peter Jackson, podemos seleccionar una completa ruta por este país único y disfrutar de estos lugares de rodaje, la mayoría de ellos bien señalizados y, aunque sea la parte que menos nos agrade, convertidos en emplazamientos explotados turísticamente hablando.

Entre sus emplazamientos encontramos la aldea en la que vivía el joven protagonista junto a los de su misma especie, no hablamos de otro lugar que de Hobbiton, que podemos encontrar pequeñas casitas ubicadas a las afueras de Matamata, en la cual se ha conservado el set de grabación tal y cómo se puede visualizar en las películas para que una vez accedas a esta te sientas como uno más.

Otro de los destinos que sin duda es elemental en esta saga es Mordor, destino al que debe llegar Frodo para destruir definitivamente el anillo. Este es uno de los lugares más visitados del país ya que se encuentra localizada en el Parque Nacional de Tongariro, rodeado de paisajes volcánicos que fue clave para recrear el reino de Sauron.

Isengar, como es conocido en la saga a los campos de Glenorchy, es el lugar de residencia de Saruman el mago blanco, estos campos se encuentran situados al final del Lago Wakatipu, sin duda un paraje boscoso digno de ser admirado.

Los Pilares de los Reyes fue una recreación de postproducción, pero hubiese sido impresionante contar con estas esculturas gigantescas en mitad del Río Anduin, más en concreto con su cañón. Este río, como muchos otros, no es transitable en embarcaciones tradicionales, aunque sí que se puede descender haciendo rafting. Para los menos atrevidos, desde  carretera se obtiene una buena visión panorámica del emplazamiento.

Los elfos también tenían una ciudad y esta fue ubicada en parajes de esta isla que nos encontramos visitando. Rivendel, como se llamaba esta fabulosa y tranquila ciudad rodeada de follaje verde y un ambiente boscoso y relajado, se encuentra ubicada en el Parque Regional de Kaitoke. La mayoría de las cosas que vemos en la gran pantalla fueron recreadas posteriormente con ordenador, aunque lo que si podemos es disfrutar del agradable clima y la sensación de tranquilidad mientras se camina por sus senderos o se leen los carteles en los que se indican los lugares de rodaje.

Aunque son muchas las localizaciones que seleccionó la producción de estas películas, vamos a cerrar nuestra visita por Nueva Zelanda con el Parque del Monte Victoria, lugar en el que se grabó la mítica escena de la primera película de la saga en la que Frodo siente como se acerca un caballero oscuro, un Nazgûl y este y sus compañeros de viaje se esconden tras una raíz de un árbol.

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario