02 OctIrlanda del Norte, Emplazamiento Enclave de la saga “Juego de Tronos”

Ya en otras ocasiones os hemos hablado de lugares emblemáticos y sitios ideales donde realizar turismo, pero en esta ocasión os indicaremos cuales son los emplazamientos en Irlanda del Norte en los que se han rodado pasajes de la hasta ahora mundialmente conocida y rompedora de records de audiencia serie de la cadena estadounidense HBO, “Juego de Tronos”.

Y es que este emplazamiento geográfico ha sido testigo de grandes momentos de la serie a los largo de las 5 temporadas emitidas. Para ellos vamos a mostraros cada uno de estos haciendo referencia a los momentos de la serie que han sido grabados allí.

En primer lugar llegamos a Rocadragón, lugar en el que habita Stannis Baratheon, nombrado Señor por su hermano Robert antes de morir en una cacería. En este emplazamiento observamos también todos los tejes manejes que lleva a cabo la sacerdotisa de rojo Melisandre para conseguir que Stannis sea proclamado Rey de los Siete Reinos. Aunque en realidad nos encontremos en Downhill, lugar en el que en 1785 fuese levantada una fortaleza bajo la orden del arzobispo de Derry.

Justo al lado de los restos de esta fortaleza encontramos la montaña de Binevenagh, en la cual Daenerys Targaryen mantuvo sus primeros contactos con sus dragones.

Pasamos ahora al Castillo de Dunluce, o la Casa Greyjoy como se nombra en la serie, en este habitaron importantes familias antes de la grabación de la serie como los McQuillan, que fueron expulsados por los MacDonald y finalmente estos por los MacDonnells. En Juego de Tronos, este emplazamiento representa, bajo los efectos de postproducción, un elevado castillo junto al puente de “irás y no volverás”.

Continuamos el recorrido por el Puerto Ballintoy, en el cual el tercer hijo de Lord Balon Greyjoy tras volver de Invernalia al puerto de Pyke para reencontrarse con su familia y proponer una alianza con su “hermano” Robb Stark y así contar con toda la artillería y personal para ganar la guerra y hacerse con el trono de hierro.

Por sendas cercanas podemos acercarnos al Bastión de las Tormentas, desde los acantilados de la cantera de Larrybane a las vuevas de Cushendum, lugar en el que se da por hecho que Melisandre dio a luz a la sombra encargada de asesinar a Renly Baratheon ante la expectación de Davos Seaworth.

Seguimos la ruta hacia Setos oscuros o “Camino Real”, como se denomina en la serie, en el entre una hilera de árboles se abre paso un camino por el que Arya Stark intenta huir tras el asesinato de su padre disfrazada de chico.

De ahí damos un salto hasta el Bosque encantado, ubicado en Tollymore, que puede ser un lugar muy romántico para aquellos que desconozcan la serie o lo que en el sucedió. Ya que por el cabalgó la Guardia de la Noche y Bran Stark se encontró con el cuervo de tres ojos que llevaba viendo durante más de media temporada.

Otro de los curiosos emplazamientos de este lugar que fue elegido para la grabación de la famosa serie, encontramos la Abadía de Inch, o “El Cruce”, ubicado en la ribera del Quoile, lugar en el que Catelyn Stark se encontró con Walder Frey.

Antes de llegar a Invernalia, pasamos por el Castillo de Audley, que perteneció durante siglos a una familia anglo-normanda fue donde se asentó el campamento base desde el que Robb Stark pretendía llegar a Desembarco del Rey para vengar la muerte de su padre y hacerse con el preciado Trono de Hierro característico de la serie.

Uno de los que se pueden considerar emplazamientos o lugares de grabación más importantes de esta serie es “El Trono”, ubicado en el interior de un estudio cerrado al público de la ciudad de Belfast.

Como último emplazamiento, pero no por ello menos importante, sino todo lo contrario, encontramos el Castle Ward, conocido por todos los fanáticos de la serie, ya que en él se ruedan las escenas pertenecientes a Ivernalia, casa de la familia Stark desde el primer capítulo.

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario