25 JulÚltima Semana en Londres

Curso de Inglés en Londres

Hey, guys!
 
Aunque me imagino que vuestros muchachos os habrán contado sus andanzas por Londres, me gustaría despedirme a través de esta última entrada en nuestro blog de cursos de inglés en el extranjero. Debido a un problema técnico, no me ha sido posible realizarlo desde Inglaterra, pero ya sabéis lo que dicen, más vale tarde que nunca. Os hago un breve resumen de lo que hicimos la semana anterior:
 
Aunque ya se iba notando el cansancio, los chicos hicieron un último esfuerzo por aprovechar su estancia en la capital británica y sacar partido de todo lo que la ciudad les ofrecía. Tuvimos clase el martes, jueves y viernes por la mañana. Ese día, les dieron un diploma de aprovechamiento del curso, así queda constancia de que, además de hacer turismo, también han mejorado su nivel de inglés.
 
El lunes, el miércoles y el domingo, nos dedicamos a visitar Londres, esta vez con más ganas que nunca, ya que, muy a nuestro pesar, la semana siguiente estaríamos de nuevo en nuestras respectivas casas. El lunes, por petición de los chavales, volvimos a Camden para hacer las últimas compras y ver lugares a los que no llegamos en la primera visita. Una vez más regatearon para poder compraros muchos regalitos con un precio muy asequible. El miércoles por la mañana fuimos a Greenwich para montar en el teleférico. Desde allí, tuvimos la oportunidad de ver el estadio olímpico desde las alturas. Después, volvimos al centro y dimos un agradable y largo paseo por la orilla del Támesis. Nos quedamos impresionados cuando pasamos junto al Sharp, el edificio más alto de Europa, ya que parecíamos hormiguitas a su lado. También vimos el London Bridge, nos desviamos un poquito para ver por fuera la catedral de San Paul y volvimos a retomar el camino del Támesis por el Millenium Bridge. Una vez llegamos a Westminster, nos tomamos un merecido descanso y volvimos a la residencia. Como ya sabéis, siempre hay anécdotas que contar. Mi favorita es la que tuvo lugar en el London Bridge: mientras nos hacíamos la foto de rigor con el Tower Bridge y los aros olímpicos de fondo, al lado, había una pareja de enamorados. Los chicos, siempre con la antena parabólica bien desplegada, escucharon que el chico estaba pidiendo matrimonio a la chica y ella había aceptado. Les hizo tanta ilusión que no habíamos terminado de sacar la foto cuando ya les estaban dando la enhorabuena y aplaudiéndoles (siempre en inglés, obviously).
 
El sábado fuimos a Oxford. Hizo un día estupendo para pasear por la ciudad y entrar a algún museo. Nos hubiera gustado entrar a los lugares en los que se rodó Harry Potter, pero la entrada era un poco cara y, al final de los viajes ya se sabe que el dinero brilla por su ausencia.
 
El domingo hicimos nuestra última excursión a Londres. Por fin salió el sol y descubrieron que, si la ciudad era impresionante con nubes y lluvia, con sol era aún mejor. Por eso, aprovechamos para caminar por la orilla del Támesis hasta el Tower Bridge (el puente con los aros olímpicos) y, después, entrar a la torre de Londres. Allí, nuestros chicos vieron las joyas de la corona y aprendieron datos curiosos sobre la monarquía inglesa, como por ejemplo, lo que Enrique VIII solía hacer a sus mujeres cuando se aburría de ellas.
 
Con respecto a las actividades nocturnas, esta semana volvimos a cantar en el karaoke, participamos en un concurso sobre los JJOO, fuimos a la discoteca, vimos películas y elegimos a los Miss y Mister Campus. En esta última actividad, ganaron un chico y una chica italianos muy monos, pero no más que nuestros chavales. Como es lógico, una vez más, hubo tongo porque, para guapos y salaos, nosotros. El sábado fue un día especial, Plus nos organizó la despedida a todos los grupos. Peter, el activity leader del curso de inglés en Londres, nos hizo un montaje con fotos y vídeos y Grace repartió los premios del campus. Guillermo salió Mr. Charming, Laura fue premiada como la mejor bailarina, Paula e Irene ganaron el premio a las que más inglés habían aprendido y Pablo se llevó el premio al mejor deportista (creo que son todos, por favor, disculpadme si se me ha olvidado alguno). Y ese fue el momento en el que el grupo entero se puso a llorar por la cercana despedida. Lágrimas que continuaron el domingo, con los regalos a los monitores y el lunes con la despedida final. Debo decir que, al menos que yo haya visto, ningún otro grupo, salvo los 2 españoles, tuvo un detalle tan emotivo con los monitores, tanto con nosotras, las españolas que les acompañamos, como con los que pertenecen a Plus. Por mi parte, debo decir que me encantó la presentación con nuestras fotos, la cartulina de los naranjitos con sus dedicatorias y el ramo de flores que nunca llegó, pero que agradezco igualmente porque con la intención tengo de sobra. MUCHAS GRACIAS.
 
Me lo he pasado muy bien en este curso de inglés en Londres y, aunque ya conocía la ciudad, ha sido un placer volver a descubrirlo con ellos. Espero volver a encontrarme con vosotros el verano que viene en cualquier lugar de habla inglesa.
 
Un saludo
Estudiar Inglés en Londres
Cursos Inglés en Londres
Cursos de Inglés en el Extranjero

Midleton School Blog

Añadir nuevo comentario